Beeilen! Stilvolle und originelle Kleider, viele Groben topmoda.ch. | christmas crafts to make

Sobre los cobros abusivos en los aparcamientos por horas

AparcamientoEn estos últimos días hemos conocido una sentencia del Juzgado de primera instancia de Oviedo en la que obliga a dejar de aplicar cláusulas abusivas en el cobro de las tarifas de los aparcamientos. Concretamente, considera contraria a derecho la cláusula por la que una de las empresas impone un precio por el acceso y circulación en el estacionamiento, por lo que obliga a la empresa a cesar en su aplicación.

En la misma sentencia, refiriéndose a otro de los aparcamientos denunciados, se establece contraria a derecho una cláusula por la que se impone un precio distinto, más elevado, para el primer minuto que para los siguientes, por lo que también la obliga a cesar en su uso.

CONMADRID considera esta sentencia ejemplarizante por el hecho de que impone una multa de mil euros diarios si las empresas de aparcamiento demandadas no eliminan las referidas cláusulas en el plazo de veinte días.

Con respecto a este asunto, CONMADRID quiere informar a los usuarios de los aparcamientos de nuestra comunidad autónoma, de los siguientes aspectos que han de cumplir las empresas en sus tarifas:

La Audiencia Provincial de Madrid ya dictó sentencia en 2005 considerando injusto, inadecuado y desproporcionado imponer la cláusula de pago “por hora o fracción”, porque supone para el usuario abonar una cantidad adicional, además del pago por la ocupación efectiva de la plaza de aparcamiento.

Se consideran pues abusivas, aquellas cláusulas que fijen una cuantía por unidades no efectivamente consumidas o que redondeen al alza por tiempos no utilizados por el consumidor. Nada impide que se pague por el tiempo realmente estacionado.

En el anteproyecto de Ley de Mejora de la Protección de los Consumidores y Usuarios, presentado el 8 de septiembre de 2005, se modifica la Ley Reguladora del Contrato de Aparcamiento, estableciendo específicamente que en estos estacionamientos se cobre por tiempo real, facturando por minutos, y no por hora o fracción.